Durante el tiempo que duró la crisis, las familias españolas encontraron una buena alternativa a salir a cenar fuera: pedir comida a domicilio. Y es que la aparición de cientos de apps para pedir comida fuera ha hecho mella en los restaurantes. No obstante, ¿es mejor quedarse en casa o comer fuera?

¿Qué resulta más económico y mejor para la familia?

Es una batalla constante que tienen las familias españoles: decidir si se cena en casa pidiendo algo de fuera o marcharse a un restaurante y comer fuera. Pero, ¿cuál es la mejor decisión? En realidad, las dos son igual de buenas opciones.

Pedir comida a domicilio limita mucho el menú que se va a comer, ya que si se pide en un restaurante, no está disponible toda la carta de este, pero si que ofrece menús completos muy interesantes y económicos. Mucho más que si se fuera al restaurante en persona a comer. Además, permite comer en casa, relajado y viendo la televisión, sin tener que preocuparse por cocinar. Otro punto a su favor es que se puede pedir comida de cualquier restaurante o local, sin necesidad de salir de casa, lo que abre todo un abanico de posibilidades.

Salir a cenar fuera contra el servicio de comida a domicilio, ¿cuál es mejor opción?

En el caso de decidir a comer fuera, primero se tiene que decidir que restaurante elegir y luego llegar hasta él. Lo que puede ser toda una odisea, porque muchas veces se piensa en un restaurante y este no tiene mesas libres, por lo que hay que desplazarse hasta otro para poder comer. Tener suerte e ir un día que haya una oferta de menú a veces es una lotería, y si no la hay, esto sube bastante el precio. Lo que tiene de bueno es que es un ambiente relajado, en el que se puede comer en calma, hablando con las personas que hay en la mesa y libre de entretenimientos como los que se tienen en casa, que en muchas ocasiones terminan por completo con la comunicación de las familias.

En definitiva, decidir salir a cenar fuera o pedir comida a domicilio es una cuestión de gustos personales, y cada una tiene sus ventajas y desventajas.

Dejar respuesta