Desde 1996 existía un veto institucional entre Cuba y la Unión Europea que, ahora, acaba de ser revocado con el objetivo de volver a normalizar la relación existente entre dicho país y el continente europeo.

Cuba está cambiando así que Europa le tiende la mano

Veinte años han sido los que ha durado el veto europeo a Cuba, una restricción institucional que se ha terminado este lunes tras la firma de un acuerdo bilateral entre La Habana y Bruselas. Con esta aproximación se pretenden mejorar las relaciones para que exista una cooperación real entre ambos territorios y se pueda crear una relación de diálogo.

Este acuerdo viene ahora después de estar en negociaciones durante más de dos años. Con este movimiento, se rompe con la “Posición Común“, un acuerdo que fue promovido por Aznar en el año 96 y que impedía mejorar las relaciones con la isla. Ahora ha sido Federica Mogherini quien ha acudido a La Habana como representante de la UE y se ha reunido con Bruno Rodríguez, el ministro de Relaciones Exteriores en Cuba para dar fin a estas dos décadas de veto.

Hace dos años que se comenzaron a realizar los primeros movimientos para desbloquear la relación entre la Unión Europea y Cuba y, el motivo de ello, fue el primer acercamiento que hubo por parte de los Estados Unidos hace justamente dos años. Tras la victoria de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, parece ser que las relaciones entre América y Cuba van a verse otra vez dificultadas pero esta no será la situación con Europa que tiende la mano  a la isla para cooperar y para marcar un canal de diálogo mutuo.

Pero los cambios exactos que podremos observar gracias a esta conciliación son, aún, imprecisos. No sabemos exactamente en qué se va a notar este cierre del veto ni qué significa realmente la firma de dicho acuerdo. Lo que sí que se ha reconocido por parte de Europa es que Cuba está en un momento de cambio y, por tanto, Europa quiere contribuir a que la isla pueda mejorar sus condiciones y avanzar hacia una sociedad más moderna con pactos internacionales y relaciones comerciales por todo el mundo.

Dejar respuesta