La Operación Renta abarcará este año un universo de un millón 900 mil contribuyentes. Alrededor del 70% de las personas naturales tendrán acceso a la declaración prefabricada por el SII (equivalente al Formulario 22). Está lista, sólo hay que hacer click en el botón ‘aceptar’.

renta

Con el fin de disminuir los costos y aliviar el dolor de cabeza que siempre acompañan a ese trámite, estará disponible en el sitio Web del Servicio de Impuestos Internos (SII) una declaración de renta prefabricada para alrededor de un millón de usuarios.

La Operación Renta abarcará este año un universo de un millón 900 mil contribuyentes. Alrededor del 70% de las personas naturales tendrán acceso a la declaración prefabricada por el SII (equivalente al Formulario 22). Está lista, sólo hay que hacer click en aceptar.

El resto de los contribuyentes (cerca de 900 mil) podrán bajar un software gratuito a su computador.

Lo primero es obtener una clave secreta. Para esto, en el sitio web del SII debe hacer click en Obtención de Clave Secreta, y luego introducir su número de RUT.

El próximo paso para el contribuyente, si hizo una Declaración de Renta en el 2000, es entregar el número de folio que aparece en el extremo superior derecho del reverso de la declaración en papel.

Después de digitar los datos personales, deberá escoger una clave alfanumérica que tiene que tener entre 4 y 10 números y letras.(Si no pone letras, el software la rechazará)

Luego se deben revisar los datos que aparecen en la pantalla. Si hubiera algún error o se hubiera omitido alguna información, esta puede ser corregida en el mismo momento.

Finalmente, si la información es correcta y el contribuyente está conforme, sólo debe hacer click en aceptar.

El SII dispuso de incentivos para quienes decidan realizar su declaración vía internet, entre ellos aumento en los plazos y devoluciones anticipadas.

Todas las personas o empresas que declaren a través del sitio web del servicio fiscalizador antes del 24 de abril recibirán su devolución de la Tesorería el 18 de mayo.

También contarán con una prórroga del plazo -siempre que su declaración no conlleve un pago- hasta el 9 de mayo. No obstante, el dinero no será devuelto hasta el 30 de mayo.

Quienes aún son fieles a la antigua declaración en papel tienen un plazo que vence perentoriamente el 30 de abril.

Si usted se decide por contratar el servicio de un contador, debe tener en cuenta que los honorarios son variables: desde una o dos Unidades de Fomento (UF) hacia arriba.

El contador Fernando Garrido indica un principio: la mayor variedad en la forma en que se compone la renta va a incidir en el aumento de los honorarios del profesional.

El primer paso es reunir los antecedentes de los ingresos obtenidos hasta el 31 de diciembre de 2000: honorarios, rentas, intereses de depósitos a plazo, cuentas de ahorro, rentabilidad de Fondos Mutuos, acciones y otros.

El contribuyente debe después discriminar cuáles de esos ingresos están exentos de impuestos.

Posteriormente debe poner manos a la obra y confeccionar la declaración misma. Una vez terminada, llega el momento de presentarla en un banco comercial -pagando o solicitando la devolución correspondiente-.

El SII seguirá operando el convenio de pago automático de cuentas que permite que el contribuyente que tenga un convenio con un banco tramite el pago descontándolo de su cuenta corriente.

Además, si informa el número de la cuenta corriente, la Tesorería depositará directamente el dinero a los contribuyentes que les corresponda devolución de la Declaración de Impuesto a la Renta.

Los contribuyentes pueden consultar en la página web del SII sobre su declaración de renta, si fue objetada e incluso datos sobre depósito o envío de cheques.

Si el trámite digital resulta muy complicado, el contribuyente puede disponer de una mesa de ayuda del SII que recibe consultas en el teléfono 3951115, o en el mail webadm@sii.cl

El director del SII, Javier Etcheverry, recordó que deben declarar las empresas; empresarios con retiros; los trabajadores activos, jubilados y montepiados con dos o más empleadores; profesionales y personas con actividades lucrativas independientes; agricultores, mineros, personas que exploten vehículos motorizados destinados al transporte de personas o carga ajena.

También están obligados los trabajadores o pequeños contribuyentes que perciban un dividendo, de acciones, intereses de depósitos y otras rentas de capital inmobiliario superiores a $552.000; los trabajadores y pequeños contribuyentes por la venta de acciones de sociedades anónimas abiertas que hayan obtenido un valor a $552.000 y rescate de fondos mutuos por valores superiores a $828.000.

Los que no están obligados a declarar el impuesto global complementario son los contribuyentes o personas naturales cuya renta neta global por todo el año 2000 haya sido igual o inferior a $3.312.000, sin perjuicio de los impuestos de categoría que les corresponda.

Las personas que obtienen sueldos o pensiones de un sólo empleador, habilitado o pagador, y que no reciban otras rentas- porque se les ha descontado por planilla el impuesto único a la renta mes a mes- y que no hayan efectuado inversiones con derecho a devolución de impuestos no deben declarar.

Tampoco los hacen los pequeños contribuyentes, comerciantes ambulantes o estacionados en la vía pública con permiso municipal, los suplementeros y los mineros artesanales.