Para llevar a cabo una buena dieta, hay ciertos nutrientes que debe recibir el organismo para mantenerse fuerte y sano. Uno de los más importantes, considerado como el segundo pilar fundamental de la vida, son las proteínas.

Cada célula del cuerpo humano las posee, pero las células van muriendo o dañándose con el paso de los años. Cuando una persona se hace un corte, miles de células son dañadas y otras miles mueren. Por ello, en la dieta diaria hay que incluir alimentos ricos en proteínas para ayudarle a reparar las células dañadas y producir nuevas para sustituir a las que van desapareciendo poco a poco. Sin proteínas, el organismo queda expuesto a sufrir enfermedades como el cáncer o se pierde la capacidad de regeneración de las células.

Las proteínas, indispensables para una buena dieta

Para los más pequeños, por ejemplo, es indispensable contar con proteínas en su dieta diaria. Las proteínas favorecen su crecimiento y el desarrollo de su aparato psicomotriz, además de fortalecer su capacidad de memorización y de concentración. No hay establecida una cantidad exacta de proteínas, puesto que cada persona necesita una determinada cantidad en base a sus necesidades de calorías. Por ejemplo, si una persona consume 2.000 calorías diarias, entonces lo que necesita son 100 gr. de proteínas. En otras palabras, una persona debe consumir entre un 15% y un 25% de la cantidad de calorías que consume al día.

Las proteínas están en todos los alimentos, especialmente en carnes como el pollo, verduras como la lechuga o la coliflor o pescados como el salmón o el atún. No obstante, siempre se puede optar por consumir complementos proteínicos. No es nada complicado comprar hoy algún complemento de proteína online. Este puede consumirse en forma de pastilla o usarse para añadir proteínas a los alimentos. Una alternativa muy buena para los que no lleguen a cubrir el porcentaje de proteínas diarias con su dieta.

A día de hoy se están haciendo muchos experimentos con proteínas, con el objetivo de combatir el Alzheimer.