700 millones de móviles de China han recibido un mensaje cuyo remitente era un software espía. La polémica está servida pues Blu, una empresa de ciberseguridad, ha sido acusada de incorporar en sus dispositivos móviles un programa de espionaje que copiaba los mensajes que se enviaban los usuarios de sus teléfonos.

Un programa de espionaje dentro de algunos móviles fabricados en China

Algunos de los móviles que han sido fabricados en China y que tienen un precio de bajo coste, vienen con sorpresa incluida: un sistema de espionaje que se encarga de tener controlados los mensajes que se envían sus usuarios. Esta noticia ha sido lanzada por Kryptowire, una compañía dedicada a la seguridad y que ha denunciado que estos dispositivos cuentan con programas específicos que están pensados para espiar los mensajes privados.

Este programa pudo pasar las medidas de seguridad porque estaba oculto en el sistema operativo de cada dispositivo, por tanto, los usuarios no podían ni verlo en sus pantallas ni controlarlo de ningún modo. El programa copiaba los mensajes pero, también, informaba sobre la localización de las personas y ofrecía un completo archivo de las llamadas emitidas y recibidas.

Adups es la empresa china que creó dicho programa y que no puede ser considerado como un error sino que se trata de un software que está elaborado para el espionaje. Blu es el principal fabricante de los móviles y cuenta con más de 120.000 teléfonos alterados para espiar a sus usuarios; por ello, se ha visto obligado a eliminar el programa de todos ellos.

Pero, además de este fabricante, también hay otros como el ZTE o el Huawei, dos modelos que se usan muchísimo en el países occidentales. Sin embargo, Huawei ha negado que haya trabajado con la empresa Adups para la fabricación de sus dispositivos móviles y que entre sus máximas principales se encuentra la protección de la privacidad de sus clientes, así como la seguridad a la hora de hablar y navegar por el teléfono móvil.

Dejar respuesta