Hoy se han presentado los resultados de las ventas del último trimestre de cafeteras Dolce Gusto y Nespresso, y por primera vez las primeras se han situado en la primera posición. Si intentamos analizar este hecho nos encontraremos con que son varios los motivos que han conducido a esto. Empecemos.

En primer lugar la dificultad para encontrar cápsulas de Nespresso es uno de los principales factores, en cambio Dolce Gusto desde sus inicios repudió esta idea de elitismo poniendo al alcance de todos sus cápsulas Dolce Gusto a la venta en grandes superfícies y también pequeños establecimientos, por lo tanto siempre vas a tener cápsulas de café a mano.

cafetera dolce gusto

Otro punto favorable de Dolce Gusto es la variedad de bebidas que ofrecen sus cápsulas monodosis, por ejemplo, con Nespresso únicamente podremos tomar café, en cambio con las cápsulas Dolce Gusto podremos tomar café Espresso, café con leche, Cappuccino, Moka, Té, Té frio y Chocolate; esta ámplia gama de productos, cada uno con sus variantes (más intensos, descafeinados, con sabor a limón, etc.) favorece que le demos mucho más uso a una cafetera Dolce Gusto que a las demás, sencillamente por que es válida para todas las ocasiones: en un caluroso día de veranos un té frio sienta fantástico, o en una mañana fría un buen chocolate caliente nos puede alegrar el día.

La durabilidad y mantenimiento de las cafeteras Dolce Gusto, ya sean de la marca Krups como Delonghi, es mucho mejor que las de Nespresso, con uns conductos interiores algo más anchos impiden que los sedimentos se atasquen y por lo tanto no hay que realizarle limpiezas mensuales como a su competidora, además las cafeteras Dolce Gusto son las únicas que permiten hacer tanto bebidas calientes como frías, y es disponer de un recién hecho té frio al limón con hielo es un auténtico placer veraniego al alcance de tu mano.

En definitiva, Dolce Gusto, a pesar de llegar tarde a la competición de cápsulas de café, ha conseguido instaurarse en muchos hogares. Y que siga.