Taiwán es un asunto peliagudo para China y Trump lo ha atacado duramente sin ningún tipo de miramiento. Esto ha provocado que el presidente de China responda al estadounidense indicando que no tiene ningún tipo de compromiso político con EEUU desde hace cuatro décadas.

Taiwán se convierte en el motivo del conflicto entre EUA y China

Taiwán es uno de los asuntos más controlados por el gobierno de China ya que esta isla mantiene relaciones políticas con 22 países de todo el mundo. Pero Trump es un tema al que ha recurrido varias veces en las últimas dos semanas y, de hecho, este domingo terminó diciendo que no respetaría la política de China, un país que, según Trump, ha sido mantenido por EUA durante los últimos 40 años.

¿Qué es lo que no quiere respetar Trump? El reconocimiento diplomático de Taipéi, Taiwán, ya que considera que es Pekín quien tiene este reconocimiento. Para que esta situación cambie, Trump anima a que China haga algunas concesiones en diferentes sectores como, por ejemplo, el comercio. Ante esta situación, el presidente chino ha respondido alto y claro: si Trump se mete en la gestión de Taiwán, las relaciones entre ambas potencias podían peligrar.

Yang Jiegi, el consejero de Estado y el responsable de las relaciones exteriores del país, se ha reunido con Michael Flynn y otros políticos que están involucrados en la transición de Trump. Estas reuniones se llevaron a cabo la pasada semana y tenían como objetivo renovar las relaciones entre ambas potencias y solventar cualquier malentendido que pueda haber entre ellos.

La política de Una China que fue aceptada por Estados Unidos a finales de los setenta fue decisiva para que se volvieran a restablecer las relaciones entre ambos países. Pero, ahora, con el anuncio de Trump se puede volver a producir una rompedura entre las dos grandes potencias que podrían llegar a ser perjudiciales para la economía y el porvenir.

Pero a Trump parece no importarle esta situación y ha indicado que no tiene por qué seguir respetando este principio de vinculación con China.

Dejar respuesta