Las Azafatas en una feria o stands son la imagen visible de tu empresa en la misma.

Cuando un visitante llega a tu stand la primera imagen que se llevará de tu empresa y por tanto la primera impresión de la misma será la que le brinde la azafata, y el hecho de encontrarse con una cara amable y dispuesta a ayudarle es sin duda una impresión favorable e imprescindible.

Para todos aquellos que hemos visitado ferias de negocios la imagen de las azafatas con cara de “no me molesten” que estoy deseando largarme de aquí es uno de los motivos por los que en ocasiones no entramos en un stand que a primera vista nos podía interesar.azafatas-de-stands

Las agencias de azafatas profesionales forman a sus azafatas y promotoras para asegurarse de que brindaremos esa primera impresión y sustituir sus servicios por la secretaria de turno o un comercial aburrido no es una medida de ahorro sino una manera de asegurarnos de que en la puerta de nuestro stand ponemos a nuestro peor enemigo.

El coste medio de una presencia en feria oscila entre los 20.000 a 30.000€ y arañar 500 a 600€ de ese presupuesto prescindiendo de un servicios profesional de azafatas es un ahorro del que nos podemos arrepentir.

Contar con una Agencia de Azafatas fiable entendemos que tampoco es fácil y saber elegirla entre la amplia oferta que existe en el mercado es hoy más fácil gracias a directorios profesionales como nAzafatas.com donde contarás con referencias de más de 1.500 Agencias de Azafatas para tus ferias y eventos en todo el mundo.

Si no lo tienes lcaro solicita 4 ó 5 presupuestos de diferentes agencias de azafatas antes de elegir la que más se ajuste a tus necesidades, pero por favor no pongas a tu prima ni a la chica más mona de la oficina a las puertas del stand si no ha recibido una correcta formación como promotoras o azafata de ferias y congresos.

Otra de las ventajas adicionales de contar con una agencia profesional es que si tienes cualquier problema o la azafata contratada no está a la altura de tus expectativas te encontrarán una sustitua de modo inmediato.

Tomarse en serio la feria es tomarse en serio todos los detalles y al igual que nadie pondría en el felpudo de la entrada de la puerta de su casa “Largo de aquí, no eres bien recibido” no pongas tampoco a cualquiera a recibir a tus clientes porqué puedes acabar ahuyentándolos.

No lo dudes, cuando empiece la feria asegúrate de que tus clientes son recibidos por una sonrisa de una auténtica azafata profesional.