Auditorías para comunidades de propietarios

Todos sabemos que la convivencia en una comunidad de propietarios puede ser muy complicada cuando empieza a haber dudas y desconfianzas sobre la gestión de las cuentas.

Los recursos económicos de las comunidades son limitados por lo que es importante saber gestionarlos adecuadamente. Además, a medida que pasan los años y la finca se va haciendo más vieja, los gastos se suelen disparar.

El tejado, el ascensor, la fachada, pintar las escaleras…Todo este tipo de reparaciones son muy comunes y pueden suponer una importante suma de dinero a restar de los fondos de la comunidad.

Por eso, es importante que todos los gastos estén bien reflejados y documentados. Solo así se evitarán malos entendidos o desconfianzas en la gestión de las cuentas.

¿Qué es una auditoría en las comunidades de propietarios?

Las auditorías son una revisión de las cuentas de la comunidad. Para ello, se analizan todos los ingresos y gastos de la misma.

Esta herramienta tiene muy mala fama y se mira con recelo porque se cree que los auditores solo van a buscar errores para sancionar a los gestores de las cuentas. Pero no se debe ver así ya que las auditorías son herramientas muy útiles para saber cuál es el estado de las cuentas y detectar fallos en el proceso administrativo de las comunidades.

Hacer una auditoría a tiempo puede evitar males mayores y posibles sanciones o multas para la comunidad de propietarios.

Cuándo hacer una auditoría de cuentas

La auditoría de cuentas dentro de una comunidad de propietarios se puede hacer en cualquier momento pero hay ciertos casos en los que está especialmente indicada.

Lo ideal es hacer una auditoría de las cuentas comunitarias una vez al año. De este modo, se va teniendo todo en orden poco a poco. Esto evitará tener que hacer análisis de largos periodos de tiempo si se detecta alguna anomalía en algún momento.

Otro buen momento para hacer una auditoría de las cuentas es al terminar cada mandato. De este modo cada presidente cede la gestión de la finca con los números claros y sin dudas sobre su gestión.

Las auditorías de cuentas también se pueden solicitar de manera puntual cuando hay dudas sobre la gestión económica del presidente o del administrador de la comunidad. Este caso es mucho más común de lo que podemos pensar.

Las cuentas de la comunidad han de ser claras. El presidente o el administrador deben justificar cada gasto de la finca. En caso contrario, es recomendable solicitar una auditoría para que una persona externa analice los ingresos y egresos de un periodo determinado. Así podrá analizar si ha habido algún tipo de anomalía para informar a los propietarios y que estos tomen las medidas legales pertinentes.

¿Cómo solicitar una auditoría?

Ante la mínima duda sobre la gestión de las cuentas, cualquier propietario puede solicitar que se haga una auditoría. Para ello, debe incluirlo en el orden del día de una reunión ordinaria o extraordinaria. Así el resto de propietarios podrá votar si quiere o no un análisis exhaustivo de las cuentas.

Si el presidente no hace caso a tal petición, el 25% de los vecinos podrá reunirse para debatir el tema y considerar si quieren crear o no una comisión gestora para aclarar las cuentas.

¿Es obligatorio hacer auditorías de cuentas?

Actualmente, todas aquellas comunidades de propietarios que realicen exclusivamente las actividades propias de su naturaleza no están obligadas a realizar auditorías de cuentas.

Así lo determina el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas que además afirma que el presidente o administrador puede elegir la manera en la que quiere reflejar los ingresos y los gastos de la comunidad. Esta libertad se debe a que no hay ningún procedimiento legal establecido en la Ley de Propiedad Horizontal por lo que la persona responsable de la gestión económica en cada momento es quien puede decidir cómo quiere llevar las cuentas.

De todos modos, y como ya hemos mencionado, ante cualquier duda sobre la gestión económica de la comunidad de propietarios, es recomendable solicitar una auditoría lo antes posible.

Dejar respuesta