Esta vez ha sido una catedral cristiana de El Cairo la que ha sufrido el ataque terrorista al estallar una bomba junto a la entrada de este espacio religioso. Según los primeros informes policiales, 23 personas han resultado muertas y otras 49 heridas en diferentes grados de gravedad.

Durante la misa del domingo fue cuando estalló una bomba hecha con TNT

El ataque se llevó a cabo el pasado domingo por la mañana y el foco del ataque fue una iglesia situada en El Cairo y que profesa la religión cristiana. La explosión tuvo lugar en la zona dedicada para las mujeres en la iglesia de San Pedro y de San Pablo, una de las sedes religiosas de la Iglesia Ortodoxa Copta.

Este ataque terrorista es el más violento que ha padecido el sector cristiano en Egipto durante los últimos años. Esta religión es profesada por aproximadamente el 10% de la población del país y desde el 2013 ha sido el foco de diferentes ataques islamistas siendo esto el más significativo y radical.

A las diez de la mañana hora local (nueve en España) fue cuando la bomba estalló en dicho templo, momento en el que se estaban realizando la misa de los domingos. Todavía el ataque no ha sido reivindicado por ningún grupo terrorista aunque las primeras investigaciones apuntan que lo más probable es que haya sido un grupo islamista radicalizado.

Gracias a un asistente a la misa, se ha podido ver un vídeo que ha circulado por Internet y que reflejaba cómo la bomba rompió las ventanas de este centro católico y afectó a zonas como el techo. La explosión tuvo lugar justo en el momento en el que el cura invitó a los fieles a preparar la plegaria, entonces, un estallido y una gran cantidad de gritos y sangre inundó el espacio.

Acto seguido, los cuerpos de seguridad del estado comenzaron a acordonar la zona para evitar una tragedia mayor. Hubieron algunas críticas hacia la policía y la falta de protección que tenía dicho recinto religioso en el centro de El Cairo.

Dejar respuesta